Conócete mejor para trabajar mejor

Todas repetimos constantemente que no tenemos tiempo.

Todas queremos ser más productivas.

Y es algo real. La falta de planificación y organización es una limitante que impacta directamente nuestros resultados.

El poder administrar nuestro tiempo, lograr más, ser más eficientes entre tantas tareas, roles, ideas y actividades por hacer es realmente un gran reto.

Tal vez hayas escuchado y leído un montón de consejos, planes y métodos de productividad, sin embargo, para mí todo depende todo de una sola pregunta:

¿qué te funciona a ti?

En lugar de preocuparte o aferrarte a una forma específica de hacer las cosas, el mejor consejo que puedo darte es:

Conócete bien y decide cómo programar tu tiempo y a partir de ahí CREA tu propio sistema para hacer las cosas 

En un próximo post te diré cómo puedes crearlo, pero primero:

1.- Conoce en qué horas trabajas mejor (y para hacer qué). 

¿Trabajas mejor en la mañana o en la noche? ¿Cuándo es tu pico de energía?

Identifica en qué momento del día trabajas mejor, cuándo eres más creativa, y en función a eso trabaja cuando sea más natural para ti.

Tal vez en tu hora pico la puedes dedicar a lo que necesita de tu mayor foco, y para esas horas más bajas a las cosas más fáciles para ti.

Por ejemplo, yo soy por lejos una persona de mañana, en las noches se me hace dificilísimo concentrarme y me toma mucho más tiempo hacer las cosas. Lo que a mí me ha funcionado es que mi hora “super power” de trabajo me dedico a escribir o trabajar todo lo que implique sea crear. En las noches dejo cosas más sencillas para mí como responder correos.

2.- Conoce lo que te motiva y te inspira 

¿Qué te gusta hacer? ¿En qué eres realmente buena? ¿Qué quieres lograr?.

No hay nada más inspirador que trabajar en algo que te gusta y tener claridad de hacia dónde quieres ir.

Saber lo que te motiva, lo que más te gusta hacer, lo que te inspira cuando trabajas es la mejor manera de diseñar la forma que te va a generar los mejores resultados.

Por ejemplo, a mí me encanta todo lo que tenga que ver con creatividad. Si siento que estoy trabajando en algo que no incluye alguna dosis de creación o inventar algo, tengo la tendencia a aburrirme o a sacarle el cuerpo (a.k.a procastinar).

El haber identificado esto me ha ayudado a darle más espacio a esto que disfruto y diseñar mi trabajo y estrategias en torno a eso que más me gusta y quiero aprender.

3. Conoce lo que te distrae y lo que te estresa 

¿Qué es lo que menos te gusta hacer? ¿Qué te distrae?.

En nuestro día a día siempre van a haber cosas que nos gusta menos hacer, sin embargo, muchas de ellas son necesarias.

El saber con anticipación que te gusta menos, que te estresa y que te distrae te ayuda de antemano a trabajar en ellas para que no se conviertan en limitantes, si no a generar acciones para superar ese reto.

¿Qué podemos hacer?

  • Pedir ayuda (delegar).
  • Escuchar experiencias de otras personas de cómo hacerlo.
  • Hacer primero lo que menos te gusta para salir de eso rápido.

¿Qué te saca de tu centro? ¿Qué te estresa? ¿Que detona esas emociones?

El identificar los hechos que hacen que no puedas enfocarte y avanzar te ayudará a anteceder y planificar para cuando eso suceda.

Por ejemplo, yo me distraigo muy fácil cuando estoy sentada trabajando. Mi esposo y yo trabajamos desde casa y compartimos oficina, además mis dos peques constantemente están haciendo algo que requiere mi atención o que quiera irme a estar con ellos.

Cuando estoy trabajando en algo y no puedo porque me desconcentro o entretengo con algo, me estreso y me pongo súper ansiosa.

Lo que hago es que, de antemano, si voy a trabajar en algo que requiere absoluta concentración y foco, salgo de mi casa a trabajar un par de horas en un coworking donde puedo desconectarme.

Es increíble todo lo que puedo avanzar en esas dos horas de full atención.  No lo hago siempre, pero me funciona cuando estoy trabajando en algo importante.

4. Conoce tus prioridades 

De todas las cosas que están en tu TO DO list, ¿Cuáles son las más importantes? ¿Cuáles son las que te va a generar más valor y te van a acercar más a lograr tus metas?.

Si no conoces bien tus prioridades o le colocas fechas a tus proyectos, probablemente termines haciendo mil cosas, pero ninguna que te lleve a avanzar en eso que quieres.   

5. Conoce tu mejor forma de planificarte y organizarte.

Puede ser con un planificador como Mi Paca o puede ser un app, o puede ser la mezcla de los dos.

Hay personas que son 100% digitales y les va súper bien. Hay otras que son 100% escrito y otras en el medio.

Cualquiera que sea tu caso, lo importante es identificarlo, trabajar de esa forma y sobre todo ser CONSTANTE.

Te comparto cómo trabajo yo y me funciona: Mi Paca para darme visibilidad y foco de las actividades que tengo que hacer en mi día, semana y mes + Google Calendar paras llevar las citas, reuniones y actividades de mis hijos + mi “great book of ideas” donde hago todos mis gráficos y garabatos de mis ideas, ocurrencias y conceptos. No salgo sin esas tres herramientas de trabajo.

Te invito a indagar y conocer mejor cuál es tu mejor forma de trabajar de acuerdo a tus fortalezas, oportunidades, tu personalidad, dinámica personal y tu día a día.
Deja de esconderte en las excusas del tiempo y en la esperanza de encontrar una solución para agregarle horas a tu día.
Comienza a trabajar y a decidir mejor que haces con tu tiempo para lograr lo que quieres.  Intenta, experimenta, si se puede…

 

Y a ti, ¿que te funciona mejor?. Me encantaría escuchar tu experiencia.

Un abrazo,

¡Únete al grupo de mujeres empoderadas que se preparan para lograr más y mejor!

Se parte de nuestra comunidad y no te pierdas la oportunidad de crecer y hacer realidad tus sueños.