Diseña la vida que quieres. Por dónde empezar

Antes de ni siquiera pensar en crear métodos de trabajo y sistemas para hacerte más productiva, primero lo primero.

¿Qué quieres vivir? ¿Qué vida quieres tener?

Y no estoy hablando de un meta o un objetivo en específico. Estoy hablando de una forma de vida. Un día a día que disfrutes. Crear y vivir el proceso de hacer lo que amas.

Estoy hablando de diseñar y crear una vida de la que te enamores.

Puedes tener tu emprendimiento, estar muy ocupada con muchos proyectos, pero ¿eso está alineado con lo que quieres vivir y en la persona que quieres ser?

Todos aspiramos hacer realidad nuestros sueños, pero la mayoría simplemente TODAVIA no se atreve a dar un paso más: crear y diseñar esa vida que desean.

Nos quejamos y le cedemos nuestro poder a las excusas y a los miedos. Alimentamos la “mentalidad de escasez” donde siempre hay algo que no es suficiente: no hay suficiente dinero, no hay tiempo, no tengo ayuda, no tengo los conocimientos, no tengo suficiente.

Lo más fácil es siempre buscar factores externos que son los culpables de no hacer lo que quieres hacer.

Por supuesto que no hay una fórmula secreta, cada una de nosotras busca y necesita cosas muy distintas, pero si hay 7 cosas que puedes hacer que pueden ayudarte:

1. ASUME el 100% de la responsabilidad

No eres responsable de las cosas que te pasan, eso no puedes controlarlo, pero si eres responsable de lo que decides hacer con eso.

Tenemos la falsa idea que por derecho debemos esperar recibir y tener lo que queremos. Simplemente estamos en “modo descubrir” esperando que es lo que viene con la esperanza de que sea bueno.

La realidad en una vida que diseñas estás en “modo crear” donde tú eres la única persona responsable de tu felicidad, de tu tiempo, tus logros y calidad de vida.

Cambiar de un modo a otro, asumir la responsabilidad de lo que pasa o deja de pasar en tu vida, y tomar control definitivamente no es una tarea sencilla.

Hacerlo implica cambiar tu percepción de cómo hacer que las cosas sucedan, tus pensamientos, tu acciones, tus reacciones, tus aprendizajes, tu actitud.

TIP:
  • Pregúntate siempre: ¿qué SÍ está en mis manos hacer?
  • Está atenta a identificar cuando estás culpando a factores externos y no estas asumiendo lo que tú puedes accionar

2. Encuentra tu propósito

“Hay algo por hacer en el este mundo que sólo tú puedes hacer”

Este es tal vez el paso más importante que puedes tomar para diseñar la vida que quieres.

Según estadísticas de varios estudios (Standford) sólo el 20% de las personas saben cuál es su propósito, así que si todavía no sabes no te sientas mal, lo importante es que no te rindas en la búsqueda.

Tómate el tiempo que sea necesario para encontrar lo que te motiva, lo que te apasiona para poder construir tu éxito alrededor de eso que te hace feliz, en lo que eres buena, te llena de satisfacción y dónde vas a poder florecer y entregar lo mejor de ti.

TIP:

No te quedes dando vueltas en un círculo de indecisión si no tienes claridad. ACCIONA. Prueba. Escúchate. En el camino y con la experiencia se aclararán tus dudas.

Cuando tu habilidad y tu pasión se juntan, puedes esperar como resultado una obra maestra.

3. Define lo que quieres

¿Qué quieres hacer? ¿Qué incluye tu vida ideal?

  • ¿Quieres flexibilidad? Pero, ¿qué es flexibilidad para ti? ¿6 horas de trabajo a la semana? ¿10?
  • ¿Quieres un negocio online o uno tradicional?
  • ¿Hasta dónde quieres escalar tu negocio?
  • ¿Quieres viajar?
  • ¿Cuáles son tus roles?
  • ¿Cuánto tiempo de calidad a tu familia?
  • ¿Cuáles son tus prioridades?

Lo que sea que incluya tu vida ideal, tu particular y única forma de definir tu éxito, ten claridad de lo que quieres, incluyendo todas las áreas de tu vida. Imagina tu día a día y cómo te sientes.

TIP:

Escríbelo, no te limites, plasma todo lo que quieres, lo más detallado posible.

4. Cree en ti y que es posible

Ok, escribiste todo y a lo que terminaste lo viste y dijiste ¿WHAT?

¿Cómo voy a hacer todo eso?. Es demasiado lindo y perfecto (y se ve bien difícil).

Aquí en donde entro yo y te recuerdo que los únicos límites son los que están en tu cabeza.

Empieza a creer que es posible, y en paralelo comienza a trabajar por que sea así.

5. Pon en acción el poder de los objetivos y la planificación

Aquí vengo yo con mi disco rayado.

Tener objetivos es CLAVE. Los objetivos nos permiten crear nuestro futuro antes de que realmente suceda. Establecer metas nos ayuda a crecer y expandirnos, empujándonos a transformarnos de maneras que nunca imaginamos.

Muchas veces las personas establecen objetivos, pero nunca los alcanzan.

¿La principal razón para abandonarlos? No son lo suficientemente inspiradores o no están alineados con lo que realmente quieres.

Para alcanzar tus metas necesitas dedicarle tiempo, esfuerzo y energía, por eso debe ser algo que te emocione, te motive y esté conectado con tu propósito.

Un objetivo es un sueño con una fecha límite.

Una vez los tengas, crea tu plan de acción y los sistemas en tu vida para alcanzarlos.

Para eso existe Mi Paca =)

6. Prepárate

Lee mucho (o escucha audiobooks mientras estás en el tráfico).

Aprende cosas nuevas.

Desarrolla nuevas habilidades.

Hazte una experta en lo que haces.

Comparte con otras personas que están buscando lo mismo que tú.

Ve más videos para aprender que películas o series. Menos redes sociales y más aprender algo útil que puedas usar en tu vida o tu negocio.

El conocimiento te empodera. Mientras más te prepares más confianza y seguridad sentirás en lo que haces, caminarás más segura, fluirás hasta tu éxito y a disfrutar de la vida que diseñaste.

 

7. Acepta que es un proceso

Diseñar y crear tu vida no es algo que vas a hacer de la noche a la mañana. Es un proceso que no tiene fin. Es una forma de vida. Es un proceso de muchos ensayos y errores donde no existen los fracasos.

BONUS TIP:

¿Cuál es el mejor día para comenzar?

HOY.

¡Un abrazo!

 

¡Únete al grupo de mujeres empoderadas que se preparan para lograr más y mejor!

Se parte de nuestra comunidad y no te pierdas la oportunidad de crecer y hacer realidad tus sueños.